FoodRation4All se centra en la creación de proyectos de concienciación social enmarcados, todos ellos, en el ámbito de la alimentación. Hoy en día desarrollan ‘Comentalizate’, cuyo objetivo principal es sensibilizar a la sociedad sobre el desperdicio masivo de alimentos en buen estado en el ámbito de la hostelería. Y ‘Nadie sin su ración diaria’, proyecto ganador de la primera edición del UJI Emprèn On Social, programa promovido por Espaitec. Detrás de esta empresa social se hallan Kilian Zaragozá, José V. Villarroig  y Andrea Lorenzo. Con ellos hablamos sobre este último para conocer mejor su evolución.
 
Vuestra iniciativa es una simbiosis perfecta de diseño y tecnología. ¿En qué consiste exactamente?
Vivimos en un mundo rodeados de tecnología. Los supermercados han empezado a reinventarse aplicando y adaptándose a tecnologías avanzadas que mejoran, poco a poco, la experiencia de ir a comprar en muchos aspectos. Es por esto, por lo que nuestro proyecto apuesta por aplicar un sistema tecnológico e informatizado donde una app móvil actúa como núcleo organizativo. Así las donaciones de alimentos son gestionadas mediante una base de datos, los códigos QR se convierten en el canal de comunicación entre donante-donación, y se emplean máquinas virtuales inclusivas para que todos los colectivos puedan realizar la acción de donar, entre otras cosas. También vamos a hacer uso de dos tecnologías punteras en la actualidad, como son la realidad virtual y realidad aumentada para ofrecer experiencias emocionales a los donantes en el lugar donde se produce la acción, el supermercado.
 
¿Cuál es el objetivo principal de vuestra iniciativa? 
El objetivo principal de Nadie sin su ración diaria es mejorar el sistema actual de donaciones de alimentos, y la integración social de las personas que se encuentran en una etapa vulnerable de su vida. Para ello hemos desarrollado un modelo sostenible que involucra tanto a las empresas líderes en el sector de la alimentación, como a una sociedad más inclusiva y empática, contribuyendo juntos a cotidianizar y maximizar las donaciones de alimentos, y poder así abastecer a un mayor número de beneficiarios.
 
La aplicación tiene una parte más sencilla dirigida a facilitar la participación de menores y personas mayores. ¿Podéis comentar algo más sobre esta parte?
Aunque, como ya hemos comentado, nuestro proyecto busca aplicar un sistema tecnológico e informatizado para desarrollar la mayoría de sus actividades, contamos con la existencia de un sector de la población que aún no se encuentra cien por cien familiarizado con estos avances tecnológicos, o que simplemente prefieren seguir funcionando de forma manual. Es por ello que hemos diseñado y desarrollado una “máquina de donaciones”. Se trata de máquinas virtuales inclusivas adaptadas para todos los usuarios que se encuentren físicamente en el propio supermercado. Este usuario, en vez de funcionar mediante la app móvil capturando los códigos QR en los lineales de venta para realizar las donaciones, acudirá a la máquina donde podrá seleccionar manualmente el alimento que desee donar.
 
Tras obtener el apoyo del programa UJI Emprén On Social, ¿en qué fase de ejecución os encontráis? 
Después de haber desarrollando nuestro modelo de negocio actual, dentro del primer programa de emprendimiento social a nivel nacional, y tras haber salido vencedores, actualmente nos encontramos en plena fase de búsqueda de financiación. El objetivo es desarrollar todos los aspectos tecnológicos necesarios para ejecutar la fase piloto del proyecto con una marca de supermercados importante en nuestra "terreta", la cual ha demostrado interés y compromiso.
 

Leave a Comment

Plain text

  • No HTML tags allowed.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Lines and paragraphs break automatically.
 CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.